Secuestro del niño: Ya nadie está seguro ni en su propia casa
Fecha: 13-11-2017 5:31:48 | Visitas: 2738
PEDRO JUAN CABALLERO: Hasta ayer domingo 12, la única forma que tenía la ciudadanía para protegerse de delincuentes ante la creciente ola de inseguridad era exponerse lo menos posible en la vía o lugares públicos permaneciendo en sus casas. Sin embargo quedó demostrado que nadie ya está seguro ni en su propia casa.

Eran las 4:00 de la madrugada de ayer domingo 12 de noviembre, cuando delincuentes, que según informes hablaban en portugués, ingresaron a una vivienda ubicada sobre Cerro León entre Iturbe y Carlos Domínguez, propiedad del ingeniero civil y ex político, Agustín Soria y se dirigieron a la habitación en donde dormía el nieto de éste, un niño de 11 años de nombre Jeremías Gabriel Soria, hijo de Gabriel Soria de profesión veterinario y lo llevaron ante el clamor de su abuelo de que “no le hagan daño por favor”.

En principio, como ya se volvió costumbre entre periodistas furtivos que pululan en las redes sociales, corrió el rumor de que los secuestradores habían exigido la entrega de una fuerte suma de dinero, que supuestamente habría recibido el papá de niño por un trabajo realizado correspondiente a su profesión.  También se comentó que los delincuentes exigieron la suma de 400 mil reales para liberar al niño.

Esta versión fue desmentida de forma categórica por el abuelo del niño, Agustín Soria al manifestar que era falso que se habían comunicado con ellos por teléfono exigiendo la suma de 400 mil reales , y que hasta ese momento, incluso la mañana de hoy lunes 13, no sabían nada de los secuestradores y que están atentos esperando que se comuniquen con la familia.

 El ingeniero Soria dijo a ABC Color que “nosotros no tenemos problemas con nadie; hace más de 45 años que vivimos en esta ciudad, trabajando y luchando como cualquier familia común de esta sociedad”.
“Nos sentimos indefensos ante esta situación; es una pena lo que está sucediendo no solo en nuestra ciudad sino en todo el país”, dijo ante nuestros requerimientos.

Hechos muy llamativos

En esta ocasión se dieron hechos muy llamativos como que los delincuentes, que serían cuatro, ingresaron al patio de la vivienda sin forzar el portón de acceso  y de allí a la vivienda por la cocina sin violentar la puerta ni la cerradura.

Otro hecho llamativo fue que los secuestradores, que al tiempo de expresar que si hacían caso nada les iba a pasar, exigían insistentemente al padre del niño, Gabriel Soria, a que les entregue  una suma de dinero no determinada, que los mismos decían tener el su poder, y al no lograr el objetivo se llevaron al niño a bordo de un automóvil Chevrolet tipo Corsa con chapa brasileña.

Foto: LN570AM (residencia de donde fue secuestrado el niño)

 

 



Buscador
Lo Ultimo